sábado, 5 de diciembre de 2009

ERAS GEOLÓGICAS Y EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES

ERAS GEOLÓGICAS Y EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES: DOS LETRAS PARA UNA CANCIÓN ANTICRISTO.

Desde que se inició este blog, estoy haciendo un llamado a la reflexión profunda sobre las teorías inculcadas, de generación en generación, cuyo único objetivo ha sido adulterar el hábito que caracterizó y caracteriza a los buenos investigadores. Los grandes de la Ciencia, siempre construyeron el resultado de sus esfuerzos en función de las evidencias obtenidas; o sea, para formular teorías, no se fundamentaban en ‘pareceres‘, sino en resultados con los que pudieran luego alimentarlas. Tenían muy claro lo que podía considerarse científico, y lo que no debía atravesar jamás la frontera de lo filosófico, para infiltrarse en las ciencias.

Así, bajo este esquema, la sociedad fue avanzando inexorable e imparable, en todos los campos, pero fundando su desarrollo tecnológico en 4 pilares: Matemáticas, Física, Química, y Biología. Esta última, aunque quizás la más importante, al estar vinculada directamente con la vida, siempre necesitó de las otras tres para poder prosperar, a partir del desarrollo tecnológico imprescindible.

Sin embargo, a partir del 1820, comenzó a imponerse un programa de acción que estaba destinado a cambiar radicalmente el fundamento científico: surgió el primer enfoque sobre un planeta eónico, con el único fin de desmentir lo que se había venido manejando desde los inicios del cientificismo humano: la Creación de Dios, en 6 días de 24 horas, y una edad para el planeta, que no llegaba a los 6000 años.

De esa forma, la geología, permeada por conceptos filosóficos que lucubraban según se manifestaban las distintas capas de la tierra, obvió el hecho de que la gran hecatombe húmeda, relatada en el Diluvio resultaba congruente con la presencia de fósiles, y de estratos del subsuelo, muchas veces ‘doblados’ como si fueran de goma.

Al fin, el concepto internacional sobre ‘eras geológicas’ se instauró en el 1850. Solo nueve años después, en el 1859, Darwin publica ‘El Origen de las Especies‘; pero el corredor para que ambos tomaran la velocidad prevista, ya había sido cimentado poco antes: en el 1848, cuando Marx y Engels publican el ‘Manifiesto Comunista.’ Y el anunciado antiCristo bíblico, cruzaba el umbral de la hasta entonces pulcra y honesta Ciencia, ondeando la bandera color averno, al canto de la Internacional Comunista:

No más salvadores supremos, ni César, ni burgués… ni Dios. Nosotros mismos nos haremos, nuestra propia redención…”

No voy a alargar esto más de lo necesario; al enemigo de Dios se le hacía imprescindible una herramienta que resultara convincente a los humanos, para poder infiltrarse por primera vez, en un terreno que los siglos de científicos creyentes y fieles le habían negado. Y así nació la ‘datación radiométrica.’

De modo que intentaré explicar este tema de la forma más sencilla posible, y resulte mejor dirigido el razonamiento; si aun después eligen seguir creyendo en las argucias con disfraz de Ciencia, ya no será por desconocimiento… sino por una decisión del corazón: el libro que se abre a los ojos del Señor con la claridad de un espejo. El que será abierto para juzgarnos a todos, llegado el tiempo de la justicia individual.

Veamos; a grandes rasgos, [aunque es más complicado], la palabra clave es ‘isótopo‘. Se dice que dos átomos presentan una relación de isotopía, cuando pese a tener el mismo número atómico [igual cantidad de protones en su núcleo], poseen distinto número másico; o sea: distinto número de neutrones en su núcleo, diferenciándoles.

Todo elemento químico tiene uno o varios isótopos, de los cuales: todos, algunos, o ninguno, pueden ser estables. La estabilidad se la da la fuerza de cohesión que ejerce el núcleo de cada átomo, luchando contra la energía electromagnética, que hace que los protones, de carga positiva, se repelan entre sí.

Eso establece un límite; hay un punto determinado por la cantidad de protones en el núcleo, que convierte en ineficaz a esta fuerza de cohesión; un punto en que los protones no podrán ser retenidos, y escaparán. Y el número de protones que permanecen en el núcleo determinará las propiedades químicas del átomo y qué elemento químico es.

Estos isótopos desde los que escapan protones, se convierten en ‘inestables‘, y constituyen el principio básico de la radiactividad. Mantienen excitado el núcleo del átomo, y para lograr un estado esencial deben perder energía, mediante emisiones electromagnéticas o de partículas con determinada energía cinética.

Si varían la de sus electrones, emiten rayos X; si varían sus nucleones, la radiación será gamma. Pero si desde el núcleo se emiten electrones, positrones, neutrones, protones o partículas más pesadas, durante pasos sucesivos en el tiempo, un isótopo pesado termina convirtiéndose en otro más ligero… en otro elemento químico

Un ejemplo es el Thorio232, cuya semidesintegración se ‘calcula‘ en 13.900 millones de años. O sea, pasado el doble de ese tiempo, se convierte en el elemento final: Plomo208. El número a la derecha simboliza el ‘peso atómico’ del elemento, su ‘número másico’, y constituye su ‘tarjeta de identidad’. Por eso verán que cada isótopo está identificado por ese número, que será el que ‘indique’ su característica… y su ‘edad’ de desintegración.

Para que lo vean más claro; ubicados en este Torio232 del párrafo anterior: al desintegrarse, emite una partícula alfa, [dos protones y dos neutrones], reduciendo su número atómico en dos unidades, y su número másico en cuatro. Así, se convierte en otro elemento químico: el radio 228 [232-4]. Posteriores desintegraciones forman la cadena natural del torio. Su gran periodo de desintegración continuaría produciendo elementos de su serie durante miles de millones de años. hasta formar finalmente el Plomo no radiactivo, y por tanto estable.

Y a su serie de desintegraciones, hasta llegar al Plomo 208, se le llama cadena del Torio232. Asímismo, existen otras dos series en la naturaleza, que se usan en dataciones: la del Uranio-238 y la del Actinio-227, que se van convirtiendo en otros isótopos radiactivos según sus etapas.

Y aquí entramos en conflicto. ¿Podemos deducir de esto, que los isótopos fueron apareciendo uno a uno, según sus desintegraciones atómicas? ¡Por supuesto que no! No hay ni una evidencia científica que diga que los elementos no aparecieron todos al mismo tiempo, sino todo lo contrario; lo razonable es que todos los elementos químicos surgieron al unísono, puesto que la vida orgánica no es más que reacciones químicas. Y lo mismo ocurre con los elementos inorgánicos: no existen reacciones sin elementos implicados.

Tampoco existe ni una evidencia científica de que el ritmo de desintegración se haya mantenido constante en el tiempo. ¡Ni una! De modo que aunque el Torio 232, luego de 27, 800 millones de años, ‘según cálculos‘ ‘debiera‘ convertirse en Plomo 208, no quiere decir que si se lleva una muestra de roca a un espectrómetro, y este arroja una radiación espectrométrica con alto contenido en Torio232 y bajo en Plomo208, esa roca tiene 27 800 millones de años.

Pudo perfectamente haber surgido solo 6000 años atrás, ya que no es posible saber cuándo apareció, cuánta radiación emitía al principio, si esta se ha mantenido constante en el tiempo, ni cuánto se ha perdido hasta hoy. O sea, estamos ante una función con 4 posibles variables; y ante ese hecho, la datación solo es válida en términos teóricos, para determinados cálculos standarizados en energía nuclear. Pero jamás para datar nada, pues ninguno de los factores implicados puede darse por seguro. ¿Se coge la idea?

Por otra parte, otra posibilidad de datación, es la del método Rubidio-Estroncio, válido para datar fechas menores. Así que, si todos los isótopos estaban presentes desde el inicio, ¿qué edad deducir, si esa misma muestra presenta, por ejemplo, en el mismo espectrómetro, la presencia de espectros indicando alto contenido de estroncio y bajo de rubidio, induciendo así solo unos miles de años?

¿Por qué considerarlo como ‘un error‘ de conteo, si el detector es tan capaz de ser sensible a una radiación como la otra? Yo les diré: Porque no es eso lo que se busca; las cosas en Ciencias, no se están llevando como en los tiempos de los grandes de la Física y la Química. No se busca hallar nada nuevo, sino coherencias con la teoría, al precio que sea necesario.

Ahora, se ‘quiere‘ que las cosas sean de una forma, y se dirigen todas las investigaciones en esa dirección, obviando apriorísticamente, sin detenerse un segundo para razonar, aquellas mediciones que indiquen una tierra joven, o un fósil de dinosaurio de solo unos pocos miles de años.

Ni siquiera piensan usar el Carbono14, [desintegración=5,730 años] para datar huesos de dinos, porque ‘no quieren‘ saber de una fecha que esté por debajo de los 65 millones de años. Si ocurriera algo así, la reacción es automática:

‘¡Imposible; es un hongo que ha ‘contaminado’ la muestra!’

Ese es el resultado obtenido, cuando se le permite a la filosofía incursionar en las Ciencias.

A pesar de todo, se enfrentan a un grave problema con el colágeno1 detectado en un hueso no fosilizado de Tiranosaurio Rex, porque se sabe empíricamente que, en las mejores condiciones de temperatura [7ºC], esta proteína solo dura 100,000 años; mientras que a 20ºC, lo más parecido a la normal… solo dura 2,000 años.

Y eso es una espina, pues a la coherencia con los dinosaurios mencionados en la Biblia, y los avistados por generaciones de marinos de todos los continentes, hay que sumar ahora la científica: ¡No tienen los millones de años que se pretenden achacarles!

Sin embargo, sí usan el C14, cuando interesa presentar un fósil, que cubra un ‘vacío de transición homínida‘, en un intervalo de unos miles de años. Ante tal ausencia de evidencias, entonces sí acuden al C14… ¡pues les dará lo que necesitan! Aunque asumiendo que su cantidad en la atmósfera se ha mantenido constante a través del tiempo. Pese a que nadie ha podido demostrarlo, y solo es una posibilidad, dan esa opción como hecho real: datan el fósil, obtienen los 30 o 40 mil años necesarios… ‘¡y subvención, fama, titulares y prestigio académico resuelto en un mismo paquete!

Es decir, no se usa si no resulta conveniente con lo que se busca; pero sí cuando es muy necesario presentar un ‘eslabón‘ del que se carece. Se desecha la influencia sobre la datación, que ejerce el declive exponencial que el campo magnético ha venido manifestando en los últimos años. Algo que incrementa la cantidad de radiación que penetra la atmósfera, y altera la creación de C14 en una cuantía imposible de calcular. No se considera tampoco, que, pese a la ignorancia sobre el ritmo de formación de C14 en la atmósfera desde los inicios hasta la fecha, este se asume como constante en el tiempo; toda una evidencia de intencionalidad dirigida.

Pero sobre todo, y esto es lo más importante, se desecha que cuando se somete una muestra a un espectrómetro, está dará tantas edades, como isótopos se registren en ella, cubriendo un entorno que puede ir desde los miles de años, hasta los miles de millones. Y si una es considerada como válida, las demás deben tener la misma consideración, pues han sido registradas por el mismo sistema, y por el mismo equipo.

Pero, ¿cómo se resuelve esta situación? Pues se va al ‘mapa geológico‘, el tratado místico sobre ‘los años que nunca fueron‘, se ve que el terreno ha sido considerado como de la era ‘terciaria’ y ¡voalá!: Usan el registro correspondiente al isótopo que más conviene a la fecha teórica, desechando el resto, tan científicamente válidos como el escogido… pero no el conveniente.

Así funcionan los sistemas de datación; así se dataron por ejemplo tres muestras de una única roca de dacita, sometida a polvo, cristal y fragmento. Así obtuvieron tres edades que cubrieron la ‘exactitud cronológica‘ de un periodo que cubrió desde 300, 000, hasta 2.8 millones de años, sobre una misma muestra que provenía de la erupción del volcán St Helen, Washington, y ocurrida… ¡Diez años antes!

Ese es el sistema considerado por los defensores del ateísmo geológico-evolucionista ‘científicamente‘ válido, y ‘altamente fiable‘, para ponerle muletas a un planeta que sería capaz de correr sin ellas, los 100 ms. en menos de 11 seg.

Otro recurso más, manipulador, tergiversador, anticientífico… pero altamente conveniente para apartar a Dios de su Obra, ante el ser humano. O mejor dicho, para intentarlo, porque aun quedan neuronas bien puestas en los cerebros, funcionando a tope, para identificar y denunciar la mentira, aunque traten de disfrazarla con impecables batas de laboratorio.

Las eras se dividen en periodos.

Las eras se dividen en periodos.

Periodos de tiempo limitados por acontecimientos importantes.

Tiempo geológico: tiempo transcurrido desde que se formo la tierra y lo estudia la Geología.

Relativo: cuando hace referencia a otro acontecimiento.

Tiempo Geológico

Absoluto: no hay referencia se calcula con respecto a la desintegración de sustancias radiactivas.

Fósiles significa desenterrado. Un fósil puede ser un resto una impresión un organismo entero o cualquier indicio de organismos que vivieron en épocas pasadas.

Fósiles ( esqueletos, conchas, restos de plantas, uñas, dientes, pieles, cabello, huellas o impresiones, semillas, organismos completos).

Geología: es la ciencia que se encarga del estudio de los seres vivos de épocas pasadas mediante fósiles.

Fosilización: conjunto de procesos que actúan sobre los seres vivos para conservarlos.

Existen varios procesos de fosilización: procesos físicos, químicos, biológicos y geológicos.

Un proceso físico es la compresión en este proceso los organismos quedan atrapados o enterrados en el sedimento.

Si hay modificación se realiza una momificación

Si hay formación de carbón se realiza la carbonización

Impresión se pierde la estructura y queda la forma o contorno

Preservación o intoto conservación de partes orgánicas, del esqueleto e incluso piel y músculos.

  1. Inclusión en ambar
  2. Congelación

TECNICAS DE FECHAMIENTO DE FOSILES.

La edad relativa de los fósiles puede determinarse generalmente por la ubicación de estos en las copas de las rocas sedimentarias, las cuales están formadas por arena y otros materiales que se han depositado a manera de capas en el fondo de los mares, la más profunda es la mas antigua. Cada capa recibe el nombre de estrato.

La estatigrafía es la rama de la Geología que estudia la forma en que se distribuyen las capas de los terrenos sedimetarios.

Los estratos casi siempre contienen los fósiles mas primitivos. Si la vida ha evolucionado continuamente, es de esperarse que exista una serie progresiva que muestre el orden en el cual las plantas y animales se desarrollaron. La datación de la mayoría de las rocas y minerales se basa en la acumulación de átomos radioactivos, el métodos que utiliza para saber la edad de los fósiles.

Se denomina isótopo radiactivo al átomo de un elemento químico que emite radiaciones y posee el mismo número de electrones y protones.

Criterios de división de eras geológicas.

Los sedimentos de la corteza terrestre constan de sistemas principales de estratos, cada uno esta subdividido en estratos menores propuestos. Las capas de rocas sedimentarias se formaron por acumulación de lodo en el fondo de los océanos, mares y lagos.

De acuerdo con algunos científicos la historia de la tierra se divide en cinco eras geologicas: Azoica, Pregeológica, Arqueozoica, Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica.

Cada una de estas eras tienen diferentes características.

ERA AZOICA.

Sin vida se estaban formando los continentes

Areaico

Precámbrico

Proterozaico

Características:

  1. Se solidifica la corteza terrestre
  2. Se forman los océanos
  3. Probablemente surgen bacterias capaces de realizar la fotosíntesis
  4. Surgen organismos autotrofos como cianobacterias
  5. Evolucionan organismos gerobios, hubo una gran glaciación

Desplazamiento de los continentes y formación de mares.

Godwana

Pangea

Laurasia

Cambrico: Vida exclusivamente marina predominan los trilobites, celenterados y briozarios.

Ordovicico: Primeros vertebrados à peces agnatos

Situricos: Evolución y diversificación de los peces

Devónico: Los peces evolucionan a anfibios

Carbonifero: Evolucionan los gimnospermas y los réptiles

Permico: cambios climáticos algunos mares desaparecen y emergen tierras desaparecen los trilobites.

La ERA PALEOZOICA se conoce como era de los trilobites.

ERA CENOZOICA.

La era terciaria o Cenozoica (vida moderna) con duración de 71 millones de años comprendió 2 periodos: el Paleogeno y el Neógeno y correspondía a la edad de los mamíferos y de las aves. Durante esta era ocurrieron: el desarrollo de los tipos superiores de invertebrados y de los vegetales, el desarrollo y evolución de los mamíferos placentados hacia los tiempos modernos.

Es necesario informar aquí que en los periodos, se subdividieron además en épocas que en ocasiones llevaban nombres específicos y en otros simplemente ordinales: Inferior, Media, Superior, por ejemplo: en el periodo Cretáceo las épocas fueron inferior, Media y Superior, en tanto que en el periodo Neógeno, las épocas fueron Mioceno y Plioceno.

RAMAS DE LA BIOLOGIA.

  • Morfología

( descripción de la apariencia): ANATOMIA

  • Clasificación

TAXONOMIA

    • Moneras
    • Protistas
    • Fungi
    • Plantae
    • Animalia
  • Funcionamiento
  • Fisiología
  • Reproducción
  • Embriología
  • Herencia
  • Genética
  • Adaptación al medio
  • Ecología
  • Conducta
  • Etología
  • Evolución

ANATOMIA.

  • Citología
    • Animal
    • Vegetal
    • Comparada
  • Histología
    • Animal
    • Vegetal
    • Comparada
  • Organografía
    • Vegetal
    • Comparada

TAXONOMIA.

  • Monera
    • Bacterias
    • Cianophytas
  • Protistas
    • Ficología
      • Algas
    • Protozoología
      • Protozoarios
  • Fungi
    • Hongos
    • Medica
  • Plantae
    • Citología
    • Histología
    • Organografía
  • Animalia
    • Citología
    • Histología
    • Organografía
  • Virología

En sí es un estudio, es decir estudio médico.

FISIOLOGIA.

  • Monera Citología y estas son
  • Protista
  • Fungi Histología a nivel de
  • Plantae
  • Animalia Organografía medicina humana

REPRODUCCION: EMBRIOLOGIA.

  • Médico-Humana. Citología

Monera, Protista, Fungi Histología

  • Plantae, Animalia. Organografía

Genética.

Genética va a todos los niveles y grupos también. Hay una genética médica y humana.

Ecología.

La ecología ( ciencia del ambiente ) va a todos los grupos y niveles. Cuando se estudia a nivel de medicinas, es el estudio de epidemias o salud pública por la rama humana estudia la conducta a través de sociología o geografía.

Etología.

La etología ( ciencia de la conducta ) puede estudiarse a nivel de animales, humanos y comparado.

Evolución.

Puede aplicarse a cualquier nivel. En sí es una forma de resumir la biología, pues cuando apareció la teoría cambio todo el curso del estudio. La evolución se apoya principalmente de la filogenía ( seguimiento genético de los grupos ).

Las Eras Geológicas

Las Eras Geológicas

HyperSaurus fue una base de datos excesivamente pretenciosa sobre dinosaurios y la evolución en general que empecé por el año 1992, más o menos. Algunas tablas aún sobreviven, como ésta; conviene tenerla a mano, porque uno nunca sabe cuándo va a necesitar saber si el período Pérmico fue antes o después del Ordovícico (fue después).

La tabla Reptilia también formaba parte de HyperSaurus.

Era Período Época Millones de años
Arqueozoica ó Arcaica

Desde la creación del mundo hasta hace 589 millones de años.

Enfriamiento de la corteza terrestre. Formación de los mares. Aparición de los primeros seres vivos. También conocido como Precámbrico.

Arcaico

Primeros seres unicelulares

4600
Proterozoico

Primeros seres multicelulares e invertebrados.

2500
Paleozoica ó Primaria

Desde hace 590 hasta 248 millones de años.

Florecimiento de los peces y los anfibios. Aparición de los primeros reptiles. Desarrollo de las plantas verdes terrestres.

Cámbrico

Primeros agnatos (peces sin mandíbulas)

590
Ordoviciense u Ordovícico

Apogeo de los agnatos

505
Silúrico

Primeros osteíctios (peces con huesos)

438
Devónico

Primeros insectos no voladores

408
Carbonífero

Desaparición de los agnatos y aparición de los primeros anfibios

Missisippiense360
Pennsylvaniense320
Pérmico

Apogeo de los anfibios y aparición de los primeros reptiles

290
Mesozoica ó Secundaria

Desde hace 245 hasta 66 millones de años.

Era de máximo florecimiento de los reptiles en toda su variedad de formas. Surgen los mamíferos primitivos y las aves a partir de algunas formas reptilianas.

Triásico

Aparición de pterosaurios, saurisquios e ictiosaurios

245
Jurásico

Saurópodos pesados, estegosaurios, carnosaurios

208
Cretácico ó Cretáceo

Extinción de saurópodos pesados y estegosaurios. Apogeo de anquilosaurios, carnosaurios, ceratopsios y cocodrilos

138
Cenozoica ó Terciaria

Desde hace 65 millones de años a la época actual.

Extinción casi total de los reptiles, excepto los actuales lagartos, serpientes, tortugas, cocodrilos y tuátaras. Expansión de los mamíferos. Aparición del hombre.

Terciario

Apogeo de los mamíferos.

Paleoceno65
Eoceno55
Oligoceno38
Mioceno25
Plioceno5
Cuaternario

Especialización de los mamíferos. Aparición de los primates y el hombre.

Pleistoceno2
Holoceno0.01

La geología histórica

La geología histórica es la rama de la geología que estudia las transformaciones que ha sufrido la Tierra desde su formación, hace unos 4.600 millones de años, hasta el presente. Para establecer un marco temporal absoluto, los geólogos han desarrollado una cronología a escala planetaria dividida en eones, eras, sistemas o períodos, épocas o series y edades o pisos. Esta escala se basa en la estratigrafía, esto es, en el estudio e interpretación de los estratos, apoyada en los grandes eventos biológicos y geológicos. Por ejemplo, para la datación de la transición entre Pérmico y Triásico se usa el evento de extinción masiva del Pérmico-Triásico. Las etapas de la Tierra anteriores al Fanerozoico de las que no se dispone de registros fósiles fiables son definidas cronométricamente, esto es, fijando un valor de tiempo absoluto.

Contenido

[ocultar]
  • 1 Terminología
  • 2 Historia de la escala de tiempo geológico
  • 3 Escala de tiempo geológico
  • 4 Referencias
  • 5 Véase también
  • 6 Enlaces externos

Terminología [editar]

Fósil de trilobites.

La unidad de tiempo mayor utilizada en geología histórica es el tiempo o supereón, que está compuesto por eones. Los eones se dividen en eras, que a su vez se dividen en períodos, épocas y edades. Al mismo tiempo, los paleontólogos definen un sistema de etapas faunales, de duración variable, basada en los cambios observados en los conjuntos de fósiles. En muchos casos, esas etapas de fauna se han adoptado a la nomenclatura geológica, aunque, en general, se han establecido más etapas faunales que unidades de tiempo geológico.

Los geólogos tienden a hablar en términos de Superior/Tardío, Inferior/Temprano y Medio para referirse a partes de períodos y de otras unidades, como por ejemplo, "Jurásico Superior" y "Cámbrico Medio". Los términos Superior, Inferior y Medio se suelen aplicar a las rocas, mientras que Tardío, Temprano y Medio se suelen aplicar al tiempo. Los adjetivos se escriben con la inicial en mayúscula cuando la subdivisión es reconocida oficialmente, y en minúscula cuando no.

Puesto que las unidades de tiempo geológicas que ocurren al mismo tiempo en diferentes partes del mundo pueden parecer diferentes y contener diferentes fósiles, hay muchos ejemplos históricos de diferentes nombres para el mismo período en diferentes ubicaciones. Por ejemplo, en Norteamérica al Cámbrico Inferior se le denominó serie Waucoban. Un aspecto clave de la labor de la Comisión Internacional de Estratigrafía es conciliar estos conflictos en terminología y definir límites universales que puedan ser utilizados en todo el mundo.

Historia de la escala de tiempo geológico [editar]

La historia de la Tierra comprimida en un día. Véase también Anexo:Comparación de la edad de la Tierra.

Uno de los principios más importantes que subyacen en las escalas de tiempo geológico es el principio de superposición de estratos, propuesto por primera vez en el siglo XI por el geólogo persa Avicena (Ibn Sina).[1] [2] Más tarde en el siglo XI, el naturalista chino Shen Kuo (1031-1095) reconoció también el concepto de "tiempo geológico".[3]

Este principio fue redescubierto a finales del siglo XVII por Niels Stensen. El principio de superposición de estratos establece que las capas de roca (o estratos) están establecidas en sucesión, que cada estrato representa una "ranura" de tiempo y que cualquier estrato es probablemente más antiguo que los que tiene encima y más joven que los de debajo. Pero aunque el principio es simple, su aplicación real a las rocas resultó bastante compleja.

En el transcurso del siglo XVIII los geólogos se dieron cuenta que:

  1. Las secuencias de estratos están a menudo erosionadas, distorsionadas, inclinadas o incluso invertidas, lo que tiene lugar después de su deposición.
  2. Los estratos depositados al mismo tiempo en diferentes lugares pueden tener una apariencia completamente diferente.
  3. Los estratos de cada área representan sólo una pequeña parte de la larga historia de la Tierra.
Estratos visibles en el Gran Cañón del Colorado.

Los primeros intentos serios para establecer una escala de tiempo geológico que pudiera aplicarse a cualquier lugar en la Tierra tuvieron lugar a finales del siglo XVIII. El más influyente de los primeros intentos (defendido por Abraham Gottlob Werner, entre otros) divide las rocas de la corteza terrestre en cuatro tipos: primarias, secundarias, terciarias y cuaternarias. Cada tipo de roca, de acuerdo con la teoría, se formó durante un período específico en la historia de la Tierra. Por lo tanto, es posible hablar de un "Período Primario", así como de "rocas del Primario".

En 1785 James Hutton, el fundador de la geología moderna, propone que el interior de la Tierra está caliente y que ese calor es el motor que impulsa la formación de nuevas rocas, luego las rocas son erosionadas por el aire y el agua y los sedimentos depositados en capas en el mar, el calor entonces consolida los sedimentos en rocas y levanta nuevas tierras. Esta teoría se denominó Plutonista en contraste con la Neptunista, que consideraba que todas la rocas se depositaron a la vez en el transcurso de una inmensa inundación.[4]

La identificación de estratos por los fósiles que contienen, realizada por primera vez por William Smith, Georges Cuvier, Jean d'Omalius d'Halloy y Alexandre Brogniart a principios del siglo XIX, permitió a los geólogos a dividir la historia de la Tierra con mayor precisión. También les permitió correlacionar los estratos a nivel nacional (o incluso continental). Si dos estratos distantes en el espacio o diferentes en su apariencia contienen los mismos fósiles, hay una alta probabilidad de que hayan sido depositados al mismo tiempo. Los estudios detallados de los estratos y fósiles de Europa que se realizaron entre 1820 y 1850 dieron lugar a la secuencia de períodos geológicos que se sigue utilizando hoy en día.

Las grandes extinciones durante el Eón Fanerozoico.

El proceso estuvo dominado por los geólogos británicos, y así se refleja en los nombres de los períodos: Cámbrico (el nombre romano de Gales), Ordovícico y Silúrico (nombres de antiguas tribus galesas) fueron definidos utilizando secuencias estratigráficas de Gales.[5] Devónico procede del condado inglés de Devon y Carbonífero de carbón. El Pérmico fue establecido por un geólogo escocés y procede de Perm, Rusia. Sin embargo, algunos períodos fueron definidos por geólogos de otros países. El Triásico fue bautizado así en 1834 por el geólogo alemán Friedrich August von Alberti por las tres capas distintas (del latín tríada) que presentaba el terreno: estratos rojos, tiza y pizarras negras, encontradas en toda Alemania y Noroeste de Europa. El "Jurásico" fue establecido por el geólogo francés Alexandre Brogniart en base a la amplia caliza marina expuesta en los montes Jura. El Cretácico (del latín Creta que significa "tiza") fue definido por vez primera por el geólogo belga Jean d'Omalius d'Halloy en 1822, utilizando los estratos de la cuenca de París[6] y denominado así por las amplios depósitos de tiza (carbonato cálcico depositado por las conchas de invertebrados marinos).

Pecopteris arborescens, un helecho del Carbonífero.

Inicialmente, la escala de tiempo podía estimarse sólo de forma muy imprecisa. Los diversos tipos de tasas de cambio utilizados en las estimaciones eran muy variables. Aún así, los primeros geólogos sugieren millones de años para los períodos geológicos e incluso algunos sugieren una edad casi infinita para la Tierra, lo que contrasta con las fechas en torno a seis o siete mil años de edad para la Tierra que habían propuesto los creacionistas basándose en la Biblia.

Desde entonces, geólogos y paleontólogos han construido la escala geológica sobre la base de las posiciones relativas de los diferentes estratos y fósiles y sobre las estimaciones de las escalas de tiempo basadas en el estudio de las tasas de diversos tipos de meteorización, erosión, sedimentación y litificación. El descubrimiento de la radiactividad en 1896 y el desarrollo de sus aplicaciones a la geología a través del datado radiométrico durante la primera mitad del siglo XX (por geólogos tales como Arthur Holmes), permitieron una datación absoluta de la edad de las rocas.

En 1977, la Comisión Internacional de Estratigrafía inició un esfuerzo para definir las referencias mundiales (Secciones y Puntos de Estratotipos Globales de Límites) de los períodos geológicos y de las etapas faunales. El trabajo más reciente de la comisión se describe en la escala de tiempo geológico de Gradstein et al. de 2004.[7] También está disponible un modelo UML de la forma en que el cronograma está estructurado, relacionándolo con los GSSP.[8]

Escala de tiempo geológico [editar]

La siguiente tabla se basa en la escala propuesta por la Comisión Internacional de Estratigrafía (ICS). Ha de tenerse en cuenta, sin embargo, que la ICS no ha reconocido ninguna fecha ni subdivisión del Eón Hadeico y que tampoco ha establecido la fecha de comienzo del Eón Arcaico.[9]

Para una versión más detallada de esta tabla, véase Escala temporal geológica.
Eóna Era Períodod Época M. años atrásg Eventos principales
Fanerozoico Cenozoico Cuaternarioe Holoceno 0,011784 * Final de la Edad de Hielo y surgimiento de la civilización actual
Pleistoceno 2,588 * Ciclos de glaciaciones. Evolución de los humanos modernos. Extinción de la megafauna
Neógeno Plioceno 5,332 * Formación del Istmo de Panamá. Capa de hielo en el Ártico y Groenlandia. Clima similar al actual. Australopitecos
Mioceno 23,03 * Desecación del Mediterráneo. Reglaciación de la Antártida
Paleógeno Oligoceno 33,9 ±0,1 * Orogenia Alpina. Formación de la Corriente Circumpolar Antártica y congelación de la Antártida. Familias modernas de animales y plantas
Eoceno 55,8 ±0,2 * India colisiona con Asia. Máximo térmico del Paleoceno-Eoceno. Disminución del dióxido de carbono. Extinción de final del Eoceno
Paleoceno 65,5 ±0,3 * Continentes de aspecto actual. Clima uniforme, cálido y húmedo. Florecimiento animal y vegetal
Mesozoico Cretácico 145,5 ±4,0 * Máximo de los dinosaurios. Primitivos mamíferos placentarios. Extinción masiva del Cretácico-Terciario
Jurásico 199,6 ±0,6 * Mamíferos marsupiales, primeras aves, primeras plantas con flores
Triásico 251,0 ±0,4 * Extinción masiva del Triásico-Jurásico. Primeros dinosaurios, mamíferos ovíparos
Paleozoico Pérmico 299,0 ±0,8 * Formación de Pangea. Extinción masiva del Pérmico-Triásico, 95% de las especies desaparecen
Carboníferof Pensilvaniense 318,1 ±1,3 * Abundantes insectos, primeros reptiles, bosques de helechos
Misisipiense 359,2 ±2,5 * Árboles grandes primitivos
Devónico 416.0 ±2,8 * Aparecen los primeros anfibios, Lycopsida y Progymnospermophyta
Silúrico 443,7 ±1,5 * Primeras plantas terrestres fósiles
Ordovícico 488,3 ±1,7 * Dominan los invertebrados. Extinciones masivas del Ordovícico-Silúrico
Cámbrico 542,0 ±1,0 * Explosión cámbrica. Primeros peces. Extinciones masivas del Cámbrico-Ordovícico
Proterozoico Neoproterozoicob Ediacárico 635 * Formación de Pannotia. Fósiles de metazoarios
Criogénico 850 Tierra bola de nieve
Tónico 1.000 Fósiles de acritarcos
Mesoproterozoico Esténico 1.200 Formación de Rodinia
Ectásico 1.400 Posibles fósiles de algas rojas
Calímmico 1.600 Expansión de los depósitos continentales
Paleoproterozoico Estatérico 1.800 Posible primer eucariota
Orosírico 2.050 Atmósfera oxigénica
Riásico 2.300 Glaciación Huroniana
Sidérico 2.500 Gran Oxidación
Arcaico Neoarcaico 2.800 Fotosíntesis oxigénica. Cratones más antiguos
Mesoarcaico 3.200 Primera glaciación
Paleoarcaico 3.600 Comienzo de la fotosíntesis anoxigénica y primeros posibles fósiles y estromatolitos
Eoarcaico 3.800 ** Primeras células. Primer supercontinente, Vaalbará.
Hadeico Ímbricoc ∼3.850 ** Fin del bombardeo de meteoritos
Nectáricoc ∼3.920 ** Grandes impactos en la Luna
Grupos Basinc ∼4.150 ** Primeras moléculas auto-replicantes
Crípticoc ∼4.570 ** Formación de la Tierra

a) Los eones Hadeico, Arcaico y Proterozoico se agrupan en el Tiempo Precámbrico, también denominado Criptozoico.

b) Descubrimientos hechos durante el último cuarto de siglo XX han cambiado substancialmente la forma de ver los eventos geológicos y paleontológicos inmediatamente anteriores al Cámbrico. La nomenclatura no se ha estabilizado. El término Neoproterozoico es utilizado aquí, pero otros escritores podrían igualmente usar otros términos como 'Ediacariano', 'Vendiano', 'Varangiano', 'Precámbrico', 'Protocambriano', 'Eocambriano', o podrían haber extendido el período de duración del Cámbrico. Todos estos términos son considerados como un subconjunto del Proterozoico más que como un período entre el Proterozoico y el Paleozoico.

c) Estas eras no son reconocidas formalmente por la Comisión Internacional de Estratigrafía (ICS),[9] [10] sino que representan una propuesta que se inspira en la escala de tiempo geológico lunar.[11]

d) Los paleontólogos generalmente hacen referencia a la etapa faunal en lugar de los períodos geológicos. La nomenclatura de etapas es bastante compleja. Véase "The Paleobiology Database" para obtener una lista ordenada por Etapas faunales.

e) Una reciente propuesta de la ICS pretendía eliminar el Cuaternario de la nomenclatura y extender el Neógeno hasta el presente.

f) En América del Norte, el Carbonífero se subdivide en los períodos Misisipiense y Pensilvaniense.

g) Todas las fechas se dan en millones de años para el inicio de la época en cuestión. Las fechas son inciertas mostrando una leve diferencia con las fuentes en común. Esto se debe a la incerteza del fechado radiométrico y el problema que depósitos que son susceptibles de ser fechadas radiométricamente no siempre son examinados en el lugar exacto en la columna geológica que se desea fechar.

(*) Las fechas marcadas con un asterisco se han determinado radiométricamente y están basadas en acuerdos internacionales con GSSP. El resto de las fechas se han fijado cronométricamente.

(**) Las fechas marcadas con dos asteriscos no son reconocidas por la ICS.

El siguiente diagrama muestra a escala la duración de cada período geológico. El segundo y tercer cronograma representan subsecciones de la parte marcada con asteriscos en el anterior cronograma.

Millones de años